(Editorial): RD y referendo en Ecuador

DISTRITO NACIONAL, República Dominicana.- Más de trece millones de ecuatorianos fueron convocados a un referendo en este domingo para expresarse libremente sobre temas cardinales: la corrupción y la reelección presidencial indefinida, entre otros asuntos de importancia para ese país.

Los datos fueron contundentes sobre la corrupción: el 73 por ciento favorece inhabilitar a los condenados por corrupción y que les incauten sus bienes.

Otro 64 por ciento se inclina porque se elimine, como está contemplado actualmente en la Constitución de Ecuador, la apertura de la reelección presidencial. A partir de ahora serán dos periodos seguidos para un mandatario.

plumaLos ecuatorianos acudieron con total normalidad y tranquilidad a esta consulta cuyos resultados favorecen políticamente al presidente Lenín Moreno y perjudican futuras aspiraciones presidenciales del exmandatario Rafael Correa.

Tanto los temas de la corrupción como la reelección presidencial son vivencias cotidianas en el accionar político, social y económico en República Dominicana.

Con respecto a la corrupción, ha surgido un movimiento social que propugna por el cese de la impunidad que viene dada por los escándalos casos de corrupción que han atentado la cimiente institucional del país.

Related Posts

La Marcha Verde predica con sanciones drásticas contra quienes hurten los fondos del Estado en provecho personal o a favor de particulares al margen de las leyes.

Sin embargo, en el país ha faltado una firme voluntad política para permitir que la instancia judicial actúe dentro del marco de sus atribuciones y competencias sin el germen de la politiquería y bajo el criterio de que sus sentencias podrían tener un efecto en las aspiraciones particulares, dando al traste al fortalecimiento institucional.

Pocos casos de expedientes por corrupción han sido sancionados con severidad en los tribunales. Se pueden contar con las manos y sobrarán dedos. Es decir, que el país debe mostrar cierto nivel de madurez e inclinarse firmemente como hicieron los ecuatorianos para cerrar la brecha a los actos de corrupción.

En torno a la reelección presidencial, ciertamente que República Dominicana no acumule el nivel de fortaleza institucional para la continuidad indefinida de un mandatario, muchas veces cuestionados por amplios segmentos de la sociedad por políticas sectarias y de corto plazo.

República Dominicana debe tener el mecanismo del referendo para los asuntos cardinales y de repercusión colectiva, pero no solo establecido en nuestra Constitución, sino que se invoque a este sistema cuando las circunstancias sociopolíticas lo reclamen, como fue el caso de Ecuador.

Los comentarios están cerrados.